El Salar de Uyuni, el espejo del mundo

Salar de Uyuni

El Salar de Uyuni, el espejo del mundo




¿Quieres conocer El Salar de Uyuni? Este hermoso lugar está ubicado en el Departamento de Potosí, en Bolivia y es conocido como el espejo del mundo. De su simiente son extraídas 25.000 toneladas de sal al año, de allí el interés económico de esta región. El Salar alberga varias islas y un hotel construido a base de sal, visitados por aproximadamente 60.000 turistas anualmente.La luz sobre su brillante color blanco produce los reflejos luminosos que le otorgaron el título de, el espejo del mundo y lo que lo constituye en un hermoso destino vacacional.

Flora y Fauna en El Salar de Uyuni

El Salar de Uyuni es en noviembre lugar de cría del Flamenco Austral y de Parinas grandes y chicas. El Ganso andino de aproximadamente 90 cms de alto, con su plumaje blanquinegro acompaña al Guanuco, un mamífero alto y veloz. Las Vizcachas, conejos de salto alto que invaden la región, son los roedores más vistosos de la zona. Danzando entre Cactus de hasta 10 mts de altura enrarecen el ambiente, haciéndolo atractivo a los ojos del visitante. Además de la solitaria hierba seca, diversidad de cactus demuestran que puede haber vida en un desierto de sal.

Rally en un Salar

Salar de Uyuni

En 2015, El Salar de Uyuni se convirtió en el lugar perfecto para efectuar carreras por el desierto de sal más extenso del mundo. En sus pistas salinas se realizó el Internacional Rally Dakar con competidores de todo el planeta. Quien visita el lugar termina complacido con su belleza natural, por eso,es el principal destino turístico del país. Ello contribuyó al desarrollo económico de la región a través de la industria sin chimeneas.

Hospedarse en el espejo.

Rodeada por volcanes, El Salar de Uyuni es una de las regiones más espectaculares e importantes del altiplano boliviano. Uno de sus mayores atractivos es el Palacio de Sal, el primer hotel construido enteramente en bloques de sal, que ofrece una vista extraordinaria y lujos poco convencionales. Sin embargo, no es el único lugar para hospedarse. En el salar, abundan hoteles de todas las categorías; cada uno con diversas actividades recreativas y turísticas. El objetivo es garantizar a los visitantes que su estadía en ese mágico lugar sea reconfortante, inolvidable, para que deseen volver. Pues, El Salar de Uyuni es sin duda alguna, uno de los más increíbles regalos de la madre naturaleza.




Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Contenido protegido